2018, enterrar las bolas…

Claro que a muchos les dolerá la certeza de que rumbo a las elecciones del 1 de julio del 2018, solamente sean  dos los postores finales.

En una esquina, Andrés Manuel López Obrador como candidato de Morena con el  fantasmal apoyo del PT y en la otra, el ya abanderado del PRI, PAN-Calderón-Fox-Verde- Panal, José Antonio Meade Kuribreña.

El resto son morralla.  Son estrategia del sistema, son sueños líquidos, ideas sonoras de mantenerse en la nómina del sistema, comparsas de los intereses fácticos y las motivaciones que usted quiera imaginar.

Por lo tanto considerar serias, en términos de triunfo a postores como Ricardo Anaya y su Frente Ciudadano por México, a Miguel Ángel Mancera, a los independientes Margarita Zavala, Jaime Rodríguez “El Bronco”, Armando Ríos Piter, María de Jesús Patricio Martínez y  Pedro Ferriz de Con,  es de locura; eso es, abrazarse de un chorro de agua.

Así terminó la foto de las últimas 48 horas y claro analizaremos en los próximos días, la evaluación que las casas encuestadoras realicen del que parece ser, un buen  planificado experimento de inducción del PRI, con un candidato externo.

Lejos del barullo de medios y redes sociales concluimos que ya todos reconocen como únicos  punteros a Meade y a El Peje.  Y no es cuento, es parte del análisis de la prensa especializada internacional, de los líderes políticos de los distintos partidos que dan por hecho que está en marcha un “remake” del proceso electoral 2006.

Un apuesta que solo tiene dos caminos; romper el sistema o bien, lograr en un esfuerzo de gatopardismo, el mantener el engranaje que hasta este momento se mantiene en poder nacional del PRI y el PAN.

Recordemos que la nomenclatura oficial del PAN está literamente secuestrada por el grupo que encabeza su presidente Ricardo Anaya, frente al escuadrón heredado del calderonismo que observa con buenos ojos la llegada de “uno de los suyos”, sin que les importe el disfraz de priísta, en el cuerpo de Meade.

Tan fuerte es la molestia que ahí están las palabras de Ernesto Cordero, ex aspirante presidencial, actual presidente de la Mesa Directiva del Senado quien no tiene empacho en ser portavoz de sus compañeros senadores.

A) “Soy militante de un partido político. Tampoco estoy obligado a votar por una barbaridad como las que está proponiendo el Frente Ciudadano por México, que está proponiendo demagogia pura; pues bueno, el ser militante de un partido político no me obliga a votar por algo tan absurdo como lo que están proponiendo”.

B) Meade Kuribreña “va a ser un candidato muy competitivo, su trayectoria pública así lo acredita, habrá que esperar” y luego lo deja lisito:

C) “Es una persona honorable, honrada, sincera, su trayectoria pública es muy larga, en administraciones de distintos partidos y por supuesto que tiene amigos en toda su trayectoria pública, no me sorprendería que tuviera simpatías no exclusivamente en la cancha priísta”.

Y luego la voz Javier Lozano  quien no duda en subir el tono cuando se ocupa: “El Frente ha desdibujado al PAN, por su carente vocación democrática y por viciar su plataforma ideológica. Pero nada de esto es relevante para su ambicioso y traidor dirigente”.

Por eso en contexto,  atentos a los resultados de las  encuestas para saber por ejemplo si José Antonio Meade sobrevive a su mimetización tricolor.

Así la polarización, donde el reto para los magos y  “numerólogos”, será el acreditar que han aprendido y que pasarán, de ser arietes de publicidad, a conductores de una verdad colectiva en la urnas.

En fin a enterrar las bolas…  de cristal…

Lo mejor de cada casa…

Y en el territorio de Tamaulipas siguen siendo pocos los que tienen futuro cierto en el contexto de que Meade sea presidente. Que tampoco hay sopresas, por ejemplo en la  Comisión Política Permanente del PRI, la voz de la entidad está representada por Baltazar Hinojosa.

Dicho de otra manera, es de los que tiene mano, acceso a las decisiones, además de amistad comprobada con el candidato Meade y el grupo al que pertenece, cuya figura superior es Luis Videgaray.

Otro que no canta mal las rancheras es Edgar Melhem Salinas, pues pocos saben que en el grupo inter universitario que se fundó en 1985, mejor conocido como México Nuevo estaba Jose Antonio Meade.

El periodista Teodoro Rentería Arróyave en su  Comentario a Tiempo es puntual y anota a  “José Antonio Meade Kuribreña, y otras y otros profesionistas, también destacados, como Virgilio Andrade, Luis Armando Melgar, Ricardo Mejía Berdeja, Rosalina Mazari, Edgar Melhem, Carlos Requena, Juan Carlos Reyes Torres, Benjamín Ayala, Miguel González Córdova, Guillermo Canales, Teresa Calzada Rovirosa, Roberto Marbán, Erick Mengelle”.

Nostra Política.- Inexorable…que se acerca la Navidad.

18 pendientes…               Pin personal BBM: debatex

Correo: jeleazarmedia@gmail.com                Twitter.- @eldebateequis