El asunto quieren politizar…

El asunto quieren politizar…

Siempre lo he dicho, la avenida más hermosa de Tamaulipas esta en Ciudad Victoria y es precisamente la Francisco I. Madero, mejor conocida como el 17.

Seguramente todos los oriundos o avecindados en la capital tamaulipeca tienen bellos pasajes vividos en esa avenida que va desde el paseo Pedro José Méndez hasta el estadio Marte R. Gómez, con su gran camellón arbolado donde las urracas hacen fiesta al atardecer y el domingo era el punto de encuentro juvenil, hoy libre el 17, es parte de la vida misma de la capital tamaulipeca.

Evocar esa calle nos lleva a las gorditas y las raspas, a ver el edificio de la Liga de Comunidades Agrarias, a recordar que un día ahí estuvo el Sapo Mojado, el farolito, el mesón de Don Rodrigo, el cine Avenida, la Supertienda Modelo fueron testigos de muchas historias, alegrías, risas, algarabías, de amores y desamores.

 El majestuoso edificio de Banrural donde hoy está la Secretaria de Salud, el jardín de niños Estefanía Castañeda, la Liga de Comunidades Agrarias, el emblemático edificio que alberga el poder municipal  cantan al cielo su victoria y sus momentos de gloria. Muchos comercios del 17 han desaparecido, incluso hay edificios que están abandonados, casas en el olvido y hasta convertidos en guarida de malvivientes pero eso no evita que al transitar por las noches en el 17 se respire nostalgia, sí, pero entristece su soledad, el abandono porque ya la mayoría de las familias, que por esa avenida vivían cambiaron de dirección y hoy la Francisco I. Madero requiere remodelación.

Se evocarán los recuerdos de niñez y juventud pero nuestra ciudad es la capital de Tamaulipas y no solo debe de ser, debe parecer, para ello debe tener buena infraestructura y su belleza resplandecer.

Lo anterior viene a colación porque mucho se ha hablado de la remodelación del 17, opiniones van y vienen, unas a favor otras en contra, todas son válidas siempre y cuando el verdadero motivo de la inconformidad o conformidad sea por el bien de esta bella ciudad, que no se tenga más interés que ver progreso y modernidad sin quitar la esencia, cuidando el gran pulmón de la capital.

Cierto es que lo más bello del 17 es su camellón arbolado, donde centenarios árboles, como las ceibas, maravillan a quienes nos visitan, pero también es verdad que esa calle necesita no solo una manita de gato sino una restructuración total para mejorar su fisonomía.

Se está a favor de la remodelación del 17 pero sin que se lastime el gran pulmón, que se conserve la belleza arbolada del camellón y en eso ya se puso atención, organizaciones civiles y la institución realizaron un censo de árboles para saber cuántos son y donde están y que ninguno se vaya a talar.

Pero siguen inconformidades de algunos grupos  que más que preocupación por lo que suceda con la avenida más hermosa de Tamaulipas quieren politizar el asunto.

¿Apoco cree usted que los muchachos del Movimiento Ciudadano andan de buenos samaritanos?, obvio no, están aprovechando el asunto para hacerse notar porque quieren en las elecciones del 2018 participar.

No es politizar o polemizar, lo importante es hacer conciencia de lo que se requiere para que esta ciudad refleje progreso, que la gente tenga confianza de recorrer los espacios y apostarle a la seguridad, modernidad.

Muchos espacios abandonados son focos de infección, contribuyen a la inseguridad, son refugios de malvivientes, si con la remodelación del 17 se les da uso y el espacio está iluminado se tendrá un mejor lugar.

Nuestra ciudad merece un mejor rostro, cierto es que se tiene que trabajar en todos los aspectos, pero también es verdad que Ciudad Victoria es la capital y no solo debe serlo debe parecerlo y para ello requiere una buena reingeniería, reiteramos, cuidando lo arbolado y los emblemáticos edificios que son orgullo de esta ciudad.