César Duarte desvió 379 millones de pesos en efectivo

Un testigo colaborador afirma que durante su administración en Chihuahua, César Duarte desvió 379 millones de pesos en efectivo por medio de un contrato de servicios, a las instalaciones de una constructora.

Así lo publica Reforma y destaca que ese desvío se suma al de 250 millones de pesos realizado en su gobierno al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De acuerdo con la nota firmada por Abel Barajas, el testigo afirma que los recursos pagados en un contrato simulado a Asesoría y Servicios Online, S. A. de C.V., se concentraban en el local de Manzil Construcciones, en la capital del estado y posteriormente, Antonio Tarín García, entonces director de Adquisiciones del Gobierno estatal, enviaba a gente de su confianza por el dinero y se lo llevaban en cajas hasta su oficina.

Según el informante, el efectivo fue para pagar el voto de diputados locales, deudas del Gobierno, servicios legales y la campaña del PRI en 2016.

“Se entregaba dinero en efectivo en el domicilio de Manzil Construcciones que se encuentra en Periférico Ortiz Mena y calle Andrés F. Carbonel de la colonia San Felipe”, señala el testigo, quien afirma que su propietario era Jaime Agustín Fong Ríos.