Crece la tensión en el mundo

Crece la tensión en el mundo

Mal haríamos al ser ajenos a lo que está aconteciendo en el entorno mundial, muchos se enteran de ciertos sucesos vía web (redes sociales) y otros que en verdad leen y procuran estar enterados de los acontecimientos. Al hacerlo nos damos cuenta que cada día se van dando pasos hacía lo que pareciera ser otro conflicto bélico que pudiese desencadenar en una guerra de grandes proporciones. Ataques químicos, amenazas continuas, luchas por el poder, intereses petroleros y de recursos naturales, corredores geográficos estratégicos, entre otros tantos factores que han generado un ambiente de tensión. Estados Unidos se dice preparado (como siempre) para combatir y “mantener” una estabilidad y paz mundial, misma que curiosamente ellos han causado a través de los años, con la venta de armamento, intervención en los sistemas políticos, inventando guerras, generando una desestabilización para después cínicamente pintarse como los héroes y querer remediar las situaciones. Y en verdad no estoy siendo exagerado, solo vasta investigar y leer para saber que esto lleva ya tiempo sucediendo en una escala mundial, aquí en nuestro continente pudiera mencionar los casos de Chile, Panamá, Nicaragua, Colombia y México y en el caso del conflicto actual apoyado por la mayoría de los miembros de la OTAN.

Rusia se mantiene firme en su apoyo a los países o regímenes con quienes guarda intereses en común o a quienes quieren tener de aliados para una protección ante una intervención foránea. Y siendo un país con un poder militar vasto, quien ha demostrado su fuerza en las distintas guerras en las que ha participado, no es cualquier cosa. Por ejemplo, en la segunda guerra mundial, aun cuando E.U. se jacta de ser quien inclinó la balanza, la historia marca que fue Rusia quien mayor impacto tuvo y a quien países del eje como Japón y otros aliados, le temían aún más que a los gringos. Tienen el mayor arsenal nuclear en el mundo y con ello generan un contrapeso mundial político, la verdad es que la guerra fría nunca terminó.

China, quien vigila cautelosamente el accionar de las otras naciones y a su vez crea islas artificiales en diversas partes del mundo, es un país con el que nadie tampoco quiere meterse, teniendo ellos el ejército más numeroso y una economía que cada vez se fortalece más y a quien también le interesa incrementar su dominio geopolítico. Corea del Norte, no baja la guardia también y afanosamente reta a quien quiera cuestionarle y se dice listo para entrarle de lleno a cualquier conflicto. Esto aunado con los conflictos en los países Árabes, grupos terroristas, etc. hacen que cada día se sienta más cerca la inminente posibilidad de un conflicto de grandes proporciones.

En verdad es triste ver que como raza y/o especie que cohabita en este planeta, no hemos aprendido de nuestros errores y seguimos queriendo arreglar las cosas violentamente en lugar de buscar soluciones pacíficas. Si llegará una nueva guerra mundial, podría ser la que ahora si desencadene una verdadera decadencia y si eso pasa, no busquemos culpables, porque los culpables somos nosotros mismos.

O como concluyó el político y militar George Marshall:

“El único medio de vencer en una guerra es evitarla”