El rey de chocolate

Reza la conseja bíblica que no se deben hacer cosas buenas, que parezcan malas… ni cosas malas que parezcan buenas.

La semana anterior la jornada ordinaria del Congreso Local estaba perfilada intensa, con dos dictámenes programados y un paquete importante de iniciativas a las que se daría entrada; se dijo que nueve aunque la orden del día al final solo contenía ocho.

En ese “amplio universo”, las actividades se abrieron con “otra sorpresa”: la presentación del acuerdo plural denominado “Compromiso por Tamaulipas”, cargado de un abanico de 24 presuntas iniciativas concentradas en seis ejes sobre los que todos los partidos declaraban disposición.

En lo extraordinario, el escenario seguía pareciendo normal; así se las gastan en este y muchos Congresos.

Finalmente no fueron ocho, ni nueve, sino 13 iniciativas las que se presentaron; es ordinario que los diputados, “sin previo aviso” presenten iniciativas a la hora de la sesión; las que generalmente se documentan en la orden del día son las que “vienen de fuera”, del Ejecutivo, de los Ayuntamientos, o las minutas de reformas constitucionales federales.

Por eso la iniciativa “mediante la cual se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Código Penal para el Estado de Tamaulipas, tomó por sorpresa a muchos y a otros “pasó de noche”.

La promoción de marras enviada por el Ejecutivo entró fuera de agenda y se le concedió dispensa de trámite, para que no fuera analizada y votada por las comisiones, sino que ahí mismo se aprobara sobre la marcha y se emitiera el decreto LXIII-149 para su publicación y vigencia.

En las 37 páginas que contiene la iniciativa se incluyen cualquier cantidad de cambios penalizando o elevando penas, entre otros a delitos asociados a la seguridad pública como atentados a la seguridad, peculado, tortura, robo, extorsión, falsificación de uniformes y pertrechos oficiales, uso de ponchallantas, bloqueos, poseer mensajes de pandillas y delincuentes, o a quien impida operación de videovigilancia oficial.

El controversial tema de “el halconeo”, igual se incluye con todo y los movimientos, amparos y controversias que han prosperado en otras regiones, por el giro que pudiera darse trastocando la libertad de expresión.

Es la amenaza contra las libertades, bordando en escenarios monárquicos -con su contraparte lacayuna- contenida en la reforma de marras lo que luego provocó el escándalo, más allá de las fronteras.

El artículo 189 establece que “se entiende por ultraje toda expresión directa o indirecta o toda acción ejecutada contra algún servidor público estatal o municipal o contra instituciones públicas que pueda implicar ofensa o desprecio”.

O sea que todo lo que usted o yo digamos o hagamos, con lo cual los señores funcionarios puedan ofenderse o sentirse despreciados, es un “ultraje” por el cual deberá pagar con multa de 100 salarios y hasta dos años de cárcel.

¿Se le hace poco?

El artículo 207 quáter penaliza “al que sin autorización utilice o copie o modifique información contenida en sistemas o equipos de informática o redes sociales, protegida por algún mecanismo de seguridad que modifique, dañe o desprestigie a alguna persona o institución privada, se le impondrá una sanción de dos a cinco años de prisión y multa de cien a trescientas veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización.

“Se aumentará una tercera parte de dicha pena cuando sea cometido en contra de alguna institución o servidor público mencionado en el artículo 149 de la Constitución Política del Estado de Tamaulipas.

Y más: los delitos previstos en este Título serán sancionados por querella de la parte ofendida con excepción del segundo párrafo del artículo 207 Quáter de este Código

Es decir, si hace un meme, replica o comenta alguna publicación en las redes sociales -twitter, Facebook, Instagram, etcétera- que “dañe o desprestigie” a un funcionario, lo van a meter a la cárcel hasta por 6.66 años -lo hubieran hecho en múltiplos de 3 para sacar los tercios- y pagar multas equivalentes hoy hasta de 400 salarios.

Más aún, advierten de cárcel y multa a los empleados de gobierno que puedan dar información o pruebas de alguna irregularidad que se estuviera dando dentro del gobierno.

Se lee así en el articulado: el que por sí o por interpósita persona, sustraiga, destruya, oculte, utilice, o inutilice ilícitamente información o documentación que se encuentre bajo su custodia o a la cual tenga acceso, o de la que tenga conocimiento en virtud de su empleo, cargo o comisión

“Se les impondrá una sanción de dos a seis años de prisión y multa de cien a cuatrocientas veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización y destitución en su caso, e inhabilitación de tres a seis años para desempeñar un empleo, cargo o comisión públicos” se advierte.

Insistimos, es una reforma muy amplia, dominantemente saludable, pero que en sus pequeños apartados “perdidos” en el enorme documento significan un retroceso mayúsculo, fuera de toda lógica contemporánea.

Hay artículos como 232 que hasta parecen bumerang: comete delito -quien- (XLVI) Obligue a una persona a renunciar a su cargo o empleo para evitar responder a acusaciones de acoso, hostigamiento o para ocultar violaciones a la Ley Federal del Trabajo;

Y habla de violación, eutanasia, filicidio, aborto, extorsión, cohecho, compraventa de artículos robados, uso y movilización de recursos de procedencia ilícita, entre otros, pero la controversia sigue siendo aquella.

La agrupación internacional ARTICLE 19 exigió al Gobernador del Estado ejercer sus facultades, ventando la ley, con la finalidad de que el Congreso del Estado, reconsidere y remueva las disposiciones que agravian directamente la libertad de expresión.

En caso de publicarse estas reformas, ARTICLE 19 exhortó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que ejerza su facultad de interponer acción de inconstitucionalidad contra las mismas.

Organismos de la Sociedad Civil tamaulipeca también se andan preparando para promover un amparo en contra de la legislación de marras; otras han convocado para este miércoles, a la hora de la sesión hacer una manifestación pacífica de repudio.

El Gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA ayer regresaba de la gira promocional del Estrado por diferentes ciudades de China, donde anduvo con funcionarios y empresarios tamaulipecos sumados a la misión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, con dos más de sus pares y los representantes de otras dos entidades.

El próximo fin de semana la misión de la CONAGO crece, en otra gira, ahora por Los Ángeles, California, a donde van a promover entre la paisanada, acciones de apoyo y orientación a través de 34 casas de migrantes que tienen en suelo americano 19 estados del país, además de las 50 sedes consulares.

En busca de alentar la creatividad y el desarrollo tecnológico, la administración municipal de JESUS DE LA GARZA DÍAZ DEL GUANTE en Matamoros prepara para este miércoles el Primer Magno Evento de Ciencia y Tecnología Aplicada en el Centro de Convenciones Mundo Nuevo.

Confirmaron asistencia más de 50 empresas nacionales e internacionales, además de instituciones públicas como Telmex, Movistar, Suena México Suena, Cosmos y la Secretaría de Defensa Nacional con robots, astronáutica, unidades militares de alta tecnología, entre áreas de matemáticas, física y química, con campeones estatales y nacionales de Ciencia y Tecnología.

La inivtación es abierta y la oportunidad única.