Engordó 30 kg para bajarlos junto con su novia

Agencias

EU.-¿Qué te motiva a hacer ejercicio? Es muy molesto cuando por fin decides ir al gimnasio y resulta que el entrenador es un regordete, en ese instante pierdes la fe, si esa persona que se mueve a diario está así, entonces ¿Qué chiste tiene asistir? Subir de peso es tan fácil como comer donas en el desayuno y la comida, cuando menos lo pienses tendrás rollos alrededor de tu cintura, como para aventar en bolo, pero no porque vuelvas loca a la báscula significa que no podrás bajar y el entrenador Adonis Hill, lo demuestra…

Vive en Brooklyn, Nueva York, asegura que con esfuerzo y fuerza de voluntad todo se puede, su objetivo como profesional es que sus clientes no sólo bajen de peso, si no que cambien su estilo de vida, que dejen de quejarse y de verdad hagan algo por su cuerpo. El afirma que con su entrenamiento se puede lograr y para demostrarlo ha subido más de ¡30 kilos!

Aquella tarde todo cambió, Hill se encontraba en su habitación, un segundo piso, el teléfono no dejaba de sonar, así que supuso que era algo urgente, con más de 60 kilos encima, le era imposible moverse fácilmente. Al otro lado del teléfono se encontraba su hermano, se trataba de su madre, estaba hospitalizada, fue tanta la sorpresa, que la presión le subió hasta provocarle un desmayo, los médicos explicaron que se debía a tanto colesterol en la sangre y pudo haber sido víctima de un derrame cerebral. Afortunadamente tanto su madre, como él, regresaron a casa.

Sin embargo, esto se convirtió en un impulso para Hill, dos semanas después empezó a trotar, cambió su alimentación y levantar pesas era una necesidad, perdió más de 45 kilos, entonces decidió ser entrenador y salvar a más personas.