Heredero de Samsung acusado de corrupción

El heredero del imperio surcoreano Samsung, Lee Jae-yong, podría recibir 12 años de prisión por los cargos de soborno derivados del escándalo de corrupción en que se encuentra inmiscuida la expresidenta Park Geun-hye.

Los fiscales del caso que se sigue contra el magnate de 49 años de edad demandaron esa pena luego de aseverar que Lee prometió 38 millones de dólares a Choi Soon-sil, cercana amiga de la exmandataria, por apoyar la fusión de dos unidades de Samsug en 2015.

La fusión de esas dos unidades permitiría a Lee consolidar su control sobre el conglomerado emprearial surcoreano, el cual fundó el abuelo del ahora acusado.

Lee también se encuentra acusado de usar en beneficio propio recursos que le fueron encomendados, así como ocultamiento de posesiones en el extranjero y perjurio, citó un despacho de la agencia Yonhap.

Se trata de un caso típico de corrupción cometido por una alianza entre políticos y hombres de negocios, el cual comprometio nuestros valores constitucionales, dijo el fiscal especial del caso Park Young-soo.

En la declaración final del juicio que se le sigue, el ejecutivo afirmó entre lágrimas que nunca había solicitado a Park ningún favor, y aseveró que se trata de un gran malentendido.