Advierte Imss Tamaulipas aumento de alergias en primavera

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Reynosa, Tamaulipas, exhorta su población derechohabiente a tomar precauciones en esta temporada primaveral, ya que es frecuente que se presenten alergias que propicien enfermedades como el asma, que no se considera grave, pero  debe ser atendida oportunamente para evitar complicaciones mayores.

La directora de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No.33, Araceli Magdalena Garcia Hernandez, explicó que una alergia es una reacción del sistema inmunitario a una sustancia denominada alérgeno, que provoca síntomas que pueden ir de molestias leves a problemas que pueden poner en peligro la vida de la persona.

Como referencia, abundó que en la época primaveral se incrementa en un 10% o más, la consulta familiar por causa de alguna alergia,  ya que generalmente las personas alérgicas son sensibles a varios entes, como el polen, picaduras de insectos, ácaros del polvo, moho, pelos de animales, ciertos medicamentos y a alimentos.

Nieto Campos detalló que algunas de las enfermedades alérgicas más comunes, además del asma, son la rinitis, urticaria, conjuntivitis y los eczemas, que pueden presentarse en cualquier persona, desde un recién nacido hasta un adulto mayor.

Los síntomas son muy variados en cuanto a su localización, variedad y gravedad, especialmente porque se pueden confundir con una gripa “una reacción alérgica puede incluso llevar a la muerte, por lo que es importante acudir con su médico familiar y no auto medicarse, ya que podría agravar la situación”, comentó la directora de la UMF No. 33.

Advirtió que la presencia de una congestión nasal, picazón en garganta y nariz, tos seca, dificultad para respirar, lagrimeo y enrojecimiento de ojos, ronchas o erupciones en la piel e hinchazón, son síntomas que alertan la aparición de una alergia, por lo que se debe acudir inmediatamente con el médico familiar, con el fin de tener un diagnóstico oportuno y evitar que la enfermedad progrese.

Por ello, la doctora del Seguro Social recomendó evitar el contacto con alérgenos, mismos que son transportados por el aire, “por lo que se debe ser exhaustivo con la limpieza en el hogar, el espacio de trabajo y el vehículo; no permitir que los animales domésticos que están en contacto con el exterior entren a la casa y mucho menos a los dormitorios, y evitar la acumulación de polvo y humedad en objetos domésticos y del trabajo”.

Finalmente, reiteró evitar auto medicarse, ya que es necesario tener un diagnóstico bien definido del padecimiento, pues lejos de mejorar un síntoma, podría agravar otro y prolongar la enfermedad.